¿Por qué creamos Zewan?

Porque en nuestro planeta se producen cientos de miles de desechos al año que provocan un alto nivel de degradación del medio ambiente, y graves problemas para la salud de la población.

9 millones de personas mueren por causas relacionadas a la contaminación ambiental, más que por la guerra, el hambre, la malaria y el SIDA. El 23% de las defunciones del mundo son atribuibles a factores ambientales. Y hasta un 36% de las muertes de niños de 0 a 14 años pueden atribuirse a problemas ambientales.
Cada año podría evitarse la muerte de más de un millón y medio de niños y 5 millones de adultos con una mejor gestión del medio ambiente.

Nuestro origen

Para ponerle fin a esta grave problemática, decidimos desarrollar una nueva tecnología. La denominamos: “método natural de reducción y transformación de residuos”.
Consiste en un método de tratamiento de desechos sólidos urbanos, que no utiliza agregados químicos ni ningún tipo de combustible. Los desechos son reducidos hasta en un 75% de su volumen original, y hasta un 30% en peso, y transformados en una masa fibrosa, inerte, totalmente amigable con el medio ambiente, y sin olores.
La sorpresa llegó cuando empezamos a experimentar con lo que la máquina dejaba como resultado. Descubrimos que esta argamasa es hidrofóbica.
Actualmente mezclamos este material con una parte de arena y una de cemento para fabricar ladrillos para la construcción. Además, al mezclarlo con una resina ignífuga fabricamos paneles hipo acústicos resistentes a la temperatura. También fabricamos mesas, paredes portantes, bancos de plaza, tejas, entre otros productos, y seguimos experimentando las múltiples aplicaciones de este material.


Nuestros valores

Responsabilidad

Somos responsables de nuestros residuos, y ZEWAN ha decidido tomar la posta.

Compromiso

Nuestro compromiso es con las próximas generaciones de personas, decidimos trabajar para dejarles un mundo más limpio y habitable.

Dedicación

Es hora de avanzar, evolucionar y aprovechar el momento tecnológico de la humanidad..